EP #11 – 4 modelos de crecimiento para trabajar menos y ganar mejor en la industria del maquillaje

¡Hola colegas! ¿Cómo están? Bienvenidas al undécimo episodio de “Jefa en maquillaje”, mi podcast sobre marketing y experticia.

Vengo a confesar que estoy impresionada por la repercusión que tomó este canal gracias a habernos conocido en algunos eventos y entrevistas digitales donde estuve presente por el día del maquillador. Sé que este podcast gusta mucho. Lo sé por ustedes que cuando me contactan me dicen que es un recurso que les trae claridad y las ayuda a tomar mejores decisiones, y a “pasarla” menos solas. Así que hoy, antes de empezar con el tema que nos toca, quiero pedirles un favor: recomienden este podcast, pero en especial este episodio, a esa amiga maquilladora que emprende que anda medio perdida y no sabe muy bien cómo empezar a maquillar, o que está por renunciar y dejar el oficio, o que la pone muy triste que su proyecto de maquillaje no funcione como esperaba. Compartan esta información a otra colega que necesita crecer porque de la manera en que hoy está llevando su emprendimiento, no funciona, no le rinde, y ya no avanza. En el episodio de hoy voy a hablar de modelos de crecimiento para trabajar menos horas y ganar mejor como maquilladora, y todas merecemos que alguien nos lo expliquen de manera clara, simple, amorosa, y validando la experiencia.

Hace algunos episodios vengo mencionándoles la frase “modelo de negocio” para hacer referencia a diferentes emprendimientos de maquillaje que podríamos desarrollar. Definir un modelo de negocio implica elegir el tipo de marca, formatos de servicios y las modalidades de trabajo con las que vamos a proyectarnos. Cuando quiero conocer más del modelo de negocio de una marca, lo que hago es hacer una vista panorámica al sistema de servicios y productos que comercializa, para detectar las propuestas más protagonistas y las que acompañan. Por lo general cada servicio tiene un sentido, un rol o un objetivo, y nada es parte de un sistema sin una función.

Y hasta acá la teoría puede parecer fácil, y elegir el modelo suena tan atractivo como ir de shopping y decir “hola, que tal, quiero un negocio, me llevo un formato 1 a1 , y de esa repisa agregame 4 talleres grupales, también sumame 2 prestaciones en equipo para el segundo semestre, ponelo todo en una bolsa bimodal y que sea con marca personal por favor”. Bueno, en la realidad no es tan simple, e implica tomar decisiones difíciles simpre con lapicera, pero también con el corazón, porque si no elegimos desde el deseo, sólo estaremos abordando una oportunidad de mercado.

Y doy fe que es así, porque lo que muchas maquilladoras tuvimos o tenemos es un problema concreto para poder reconocer, potenciar y finalmente vender nuestros servicios de manera rentable y sostenible, y que todo eso sea compatible con la agenda y con la vida.

Quiero compartirles algunas frases que escucho mucho de las maquilladoras con las que trabajo y que surgen con mayor frecuencia en las sesiones informativas gratuitas para interesadas en mi programa de mentoría. Presten atención y revisen con cuál de estas afirmaciones resuenan o con cuáles se identifican más:

Como estoy, estoy bien, me gusta lo que hago, no quiero crear algo más grande, sólo quiero hacer esto mismo, pero más ordenado y mejor. Quiero ganar más dinero maquillando, pero no sé como podría hacerlo porque no soy una referente posicionada.

No puedo decirte que estoy mal, pero si renuncio a mi trabajo en relación de dependencia preciso tener un plan, y no quiero hacer más de lo mismo, pero tampoco sé que hacer diferente porque lo que hago me gusta, pero no para hacerlo 8 hs por día.

Estoy agotada de trabajar los fines de semana y atender tantas clientes sin nada de personalización, pero me costó tanto tener una agenda llena que prefiero seguir en automático antes que cambiar eso que ya funciona. Me acostumbré a tener mi dinero y no quisiera quedarme sin clientes.

No tengo nada de claridad sobre el modelo de negocio que tengo, mis propuestas de talleres las lanzo por historias de Instagram, al principio se llenan y se sostienen unos meses, no las mejoro, las cambio todo el tiempo, me aburro con facilidad, digo que sí a toda distracción, me sumo a muchos proyectos de otros, y participo de todas las tendencias en busca de viralización.

Siempre trabaje bien como maquilladora, me gusta ofrecer servicios y cursos. Hoy mi realidad y mis ganas ya no son las mismas, necesito un negocio de maquillaje que funcione sin mí presencia. Pero pienso que mis clientas pueden ofenderse si no estoy presente. No sé qué cosas podría delegar o automatizar.

Soy maquilladora, y me gusta maquillar, pero también me gustaría hace otras cosas con el maquillaje porque siento que estoy para más, pero no conozco las posibilidades que tengo ni cómo podría presentarlo, quiero hacerlo bien y no perder el tiempo con pruebas y error.

Estoy un poco cansada de trabajar para otros y acomodarme a sus reglas, quiero tener mi propio emprendimiento y tratar directamente con las clientes, pero no tengo muy claro qué quiero vender y cuáles son los costos de soltar la comodidad de que me organicen la agenda.

Bueno… seguro con algunas se identificaron más y con otras para nada, y está bien. Pero con todas esas mujeres tenemos algo en común: somos maquilladoras y nos enseñaron a maquillar, pero no a crear un negocio auténtico y rentable. Ofrecer un servicio, es algo que podemos hacer todas, y sin ayuda. Pero crear un modelo de negocio de maquillaje profesional que tenga potencial de crecimiento y esté alineado con nuestros valores, deseos y talentos, requiere que conozcas todas las posibilidades que el marketing ofrece, para que jamás creas que del maquillaje no se puede vivir.Por eso hoy quiero a compartirles 4 modelos de crecimiento que permiten trabajar menos horas y ganar mejor en la industria del maquillaje.

[06:35] Modelo #1 Profesionalizar y posicionar los servicios 1 a 1. Mejorar el posicionamiento de nuestra marca personal permite aumentar el valor de los servicios, y por lo tanto aumentar los totales en los porcentajes destinados a honorarios personales y al margen de rentabilidad del negocio.

[09:11] Modelo #2 Escalar el 1 a 1 a un servicio grupal. A través de formatos como asesorías, talleres y cursos, podemos trabajar con más personas en una misma hora.

[10:53] Modelo #3 Crecer creando servicios digitales sin involucramiento. Son servicios predefinidos en un envase descargable que para comprender la propuesta o adquirir las competencias no se requiere de intervención profesional.

[13:19] Modelo #4Potenciarse en la experticia de otros profesionales. Este modelo de negocio ofrece mucha más visibilidad y alcance a nuevas audiencias, generando en consecuencia más trabajo y posicionamiento.

Hasta acá les presenté 4 modelos de crecimiento para proyectar un modelo de negocio que les encante.

Ninguno de estos modelos de crecimiento es cerrado, cada una de nosotras debe crear su propio negocio como si fuera una receta a la que hay que potenciarla, nutrirla e hidratarla con todas las virtudes y fortalezas que nos hacen únicas.

Hoy mi modelo de negocio combina una variedad de servicios 1 a 1 y aspira a ofrecer talleres grupales con involucramiento, siempre ofreciendo una experiencia bimodal y apalancandome en herramientas digitales.

Pero esta claridad no la tuve siempre, necesité guía y orientación para poder hacerme las preguntas correctas y elegir con coherencia con mi sentir. Ese camino es el que acompañan las mentoras de emprendimiento, y esa ruta es más empática cuando la hacemos con una guía. En “Revela tu poder”, acompaño a poder responderte estas dos preguntas ¿Cómo es tu modelo de negocio hoy? y ¿Cómo es el modelo de negocio de maquillaje que te encantaría tener?, si quisieras que profundicemos sobre tu propuesta de maquillaje no dudes en leer más de mi servicio en mi página web.

Podes escuchar “JEFA EN MAQUILLAJE” en Spotify y en Google Podcast

¡Si te gustó, no dudes en dejarme tu comentario y suscribirte al canal!

Para estar alerta de nuevos episodios te invito a suscribirte a “DIARIO DE UNA MAQUILLADORA (QUE EMPRENDE)”, mi lista de difusión por correo desde acá. Cada 15 días estaré en contacto para contarles de nuevos episodios disponibles y por ser parte de mi comunidad, siempre estare mimándolas con algun regalo, consejo, estrategia o herramienta extra para seguir creciendo como maquilladoras emprendedoras en las bases de su marca personal.

¡Gracias por escucharme!

Deja una respuesta