EP #7 –  ¿Cuándo es el momento de abrir un estudio de maquillaje?

¡Hola colegas! ¿Cómo están? Bienvenidas al séptimo episodio de “Jefa en maquillaje”, mi podcast sobre marketing y experticia.

Como saben, hace unos 6 meses que empecé a acompañar a colegas maquilladoras en procesos de mentoría para emprendimiento y hay algo que noto mucho, si bien la mayoría de ustedes decidieron vivir del maquillaje profesional, muchas abrieron un espacio físico para ejercer, pero “sin querer” se están convirtiendo en una estética.

Hablar de crear espacios para maquillar es prácticamente la tesis de mi vida, así que con el tema que nos toca desarrollar el día de hoy me siento como pez en el agua porque 35 años de vida, 15 de profesión y 7 espacios físicos de trabajo dan cuenta de que lo he intentado, y aunque no siempre me salió bien, aprendí muchísimo.

El mayor problema que observo en las maquilladoras, es que abren un estudio sin saber que harán ahí adentro, porque tienen un gran sueño, pero no tienen un plan.

Cuando abrí mi primer estudio, los espacios exclusivos de maquillaje eran una novedad en Argentina. En ese entonces mi principal actividad era revender productos cosméticos y ofrecer clases para principiantes. Como las personas “tenían que coordinar visita” para ser atendidas, había logrado un sistema bastante organizado que no me ataba a horarios comerciales. Este espacio tenía formato de “showroom” y funcionaba sólo en horarios estipulados.

Cuando mudé mi negocio a un local a la calle ubicado en una esquina céntrica de la ciudad empecé a trabajar muchísimas más horas, junto a un equipo de asistentes, y para una nueva cliente que ya era maquilladora y que buscaba profesionalizarse, entonces los productos que vendía y las clases que ofrecía estaban pensadas para que pueda formarse y equipar un maletín. Recuerdo que, durante el trámite de habilitación, los agentes no encontraban una denominación correcta en el registro municipal. ¿Era una peluquería? ¿Una perfumería? ¿Una institución? No existían antecedentes de modelos de negocio especializados en maquillaje donde se comercializarán productos cosméticos, se realizan servicios presenciales 1 a1 y también se ofrezcan experiencias pedagógicas breves en formato grupal. Eso que suena así de simple, no tenía marco comercial ninguno para estructuras de negocio tradicionales.

Años después mientras recorría la transición a mi modelo de negocio actual, y revendía los mobiliarios y estancias de trabajo de mi última escuela presencial, escuché decir a muchas de ustedes que la realización profesional de la maquilladora se alcanza con la apertura del espacio propio.
Cómo si tener un estudio de maquillaje físico fuera la prueba de nuestro éxito. Y si bien tener un espacio de trabajo es un camino que tiene mucho beneficio y satisfacción, no es el único recorrido que podemos o necesitamos hacer si queremos vivir del maquillaje profesional.

Quiero que quede clarísimo algo: No es requisito tener o haber tenido un estudio o espacio propio para ser una maquilladora exitosa o consagrada.  Sin embargo, para quien adora maquillar o enseñar maquillaje, y aspira a ofrecer un servicio profesionalizado, tener un estudio o escuela de maquillaje puede ser un gran punto de enfoque para hacer más de eso que ama.

Tener un espacio, estudio o escuela de maquillaje es una decisión que debe alinearse con nuestra visión profesional, no es una condición o necesidad para poder ejercer.

Por eso hoy quiero compartirte 4 variables que podrías analizar antes de abrir un estudio de maquillaje

[6:00] Variable #1 – Definir el modelo de negocio. Cuando no lo elegimos con claridad, los eventos y factores externos lo moldean.

[8:45] Variable #2 – Analizar las finanzas y sus estimativos. No es una práctica de finanza consciente expandir nuestro negocio si no tenemos ordenados los números puertas adentro.

[11:15] Variable #3 –  Identificar el modelo de vida personal que no estamos dispuestas a negociar.  Debemos tomar muchas decisiones antes de que alguien lo haga por nosotras, o sea tarde para darnos cuenta que quedamos atrapadas en un sistema que no es el que elegimos.

[12:37] Variable #4 –  Analizar tu mentalidad de liderazgo. Soltar y delegar serán acciones claves en las que tenemos que profundizar si queremos crecer.

Podes escuchar “JEFA EN MAQUILLAJE” en Spotify y en Google Podcast

¡Si te gustó, no dudes en dejarme tu comentario y suscribirte al canal!

Para estar alerta de nuevos episodios te invito a suscribirte a “DIARIO DE UNA MAQUILLADORA (QUE EMPRENDE)”, mi lista de difusión por correo desde acá. Cada 15 días estaré en contacto para contarles de nuevos episodios disponibles y por ser parte de mi comunidad, siempre estare mimándolas con algun regalo, consejo, estrategia o herramienta extra para seguir creciendo como maquilladoras emprendedoras en las bases de su marca personal.

¡Gracias por escucharme!

Deja una respuesta